Testimonio: Una Mala Decisión en Cirugía de Cadera.

Testimonio: Una mala decisión en mi Cirugía de Prótesis de Cadera.
Autora: Julia López Manzanera.

Me llamo Julia López Manzanera tengo 78 años y soy paciente del Dr. Sanz desde hace aproximadamente 10 años.

Me gustaría contar mi historia, por si con ello puedo ayudar a alguien.

Debido a mi mal estado óseo provocado por una mala praxis en la cadera derecha anterior a conocer al Dr. Sanz.

He padecido varias luxaciones, roturas, recambios de prótesis e infecciones, que en algún caso han hecho peligrar mi vida. Con todo esto quiero decir que, si sigo aquí, es porque el Dr. Sanz, con su buen hacer y conocimientos, siempre ha encontrado cómo conseguir que hoy en día todavía pueda andar.
Si no fuera por él, hace tiempo estaría en una silla de ruedas.

Actualmente llevo una prótesis completa de cadera a rodilla, operación practicada por el Dr. Sanz, y que hace que pueda caminar con ayuda de un andador. Aunque padezco fuertes dolores, lo encuentro un mal menor, si gracias a ello puedo tener una mínima calidad de vida.

Su compromiso con su profesión, su gran conocimiento en la materia y su empatía hacia sus pacientes, hacen del Dr. Sanz un médico de plena confianza.

Por todo ello, Dr. Sanz, eternamente agradecida.

COMENTARIOS DEL EXPERTO EN CIRUGÍA PROTÉSICA DE CADERA, DR. PABLO SANZ.

Muchas gracias Julia por tus palabras y tu confianza.

Como bien comenta, Julia ha sufrido prácticamente todas las complicaciones posibles en su cadera, incluso algunas por duplicado. Tras implantársele una prótesis total de cadera en otro centro, Julia sufrió una protrusión central del acetábulo (éste se metió dentro de la pelvis).

Posteriormente, sufrió una ruptura del vástago protésico (el “palo” que va dentro del fémur), varias luxaciones y finalmente la complicación más temida, la infección de su cadera multioperada.

Imagen de dos de las complicaciones iniciales como son la protrusión central el cotilo (izquierda) y rotura de vástago protésico de cadera

Imagen de dos de las complicaciones iniciales como son la protrusión central el cotilo (izquierda) y rotura de vástago protésico. Ambas complicaciones se podrían haber evitado con una correcta elección del implante cuando se operó por primera vez.

Debido a las múltiples cirugías que ya tenía, Julia presentaba un importante defecto óseo y era portadora de implantes protésicos de cadera de revisión (más grandes de lo habitual).

Esto suponía un reto a la hora de implantar un espaciador de cemento con antibióticos (que utilizamos para tratar las infecciones protésicas) dado que al no existir suficiente hueso con frecuencia estos espaciadores se pueden luxar o romper.

Esto conlleva que en múltiples centros utilicen espaciadores no conformados (lo que obliga al paciente a estar entre cirugías en la cama), espaciadores comerciales (no se pueden adaptar a la anatomía del paciente con el elevado riesgo de luxación) o que directamente no usen espaciador (disminuyendo las posibilidades de curación).

Para solucionar este problema implantamos a Julia un espaciador manual conformado según una técnica quirúrgica que describimos unos años antes.

Con este podemos realizar dicho espaciador adaptándolo a la anatomía de estos pacientes con grandes defectos óseos sin tener que sacrificar la utilización de elevadas cantidades de antibiótico en ellos.

cirugía de prótesis de cadera

Implante protésico de revisión tras múltiples cirugías. Obsérvese la ausencia de hueso en la pelvis y en el fémur proximal.

radiografía protésica de prótesis de cadera del especialista Doctor Pablo Sanz

Espaciador conformado utilizado para reconstruir defecto óseo masivo tras la extracción de los componentes infectados.

Imágenes radiológicas de una prótesis de cadera que sustituye al fémur

Imágenes radiológicas tras la implantación de una prótesis de cadera que sustituye al fémur derecho por completo.

Tras un tiempo con el espaciador y tratamiento antibióticos, volvimos a intervenirla, para retirarle el espaciador y colocarle una nueva prótesis de cadera. Para ello fue necesario utilizar un modelo protésico que sustituyera a todo su fémur y parte de la pelvis (se había quedado sin hueso por las múltiples cirugías e infección).

Gracias a la fuerza de voluntad y tesón, Julia ha conseguido recuperase de todas estas complicaciones y actualmente, a pesar de tener dolor debido a todas las cirugías a las que ha sido sometida, es capaz de caminar y tener una mayor independencia. ¡Un ejemplo a seguir para todos!.

Tras un tiempo con el espaciador y tratamiento antibióticos, volvimos a intervenirla, para retirarle el espaciador y colocarle una nueva prótesis de cadera. Para ello fue necesario utilizar un modelo protésico que sustituyera a todo su fémur y parte de la pelvis (se había quedado sin hueso por las múltiples cirugías e infección).

Gracias a la fuerza de voluntad y tesón, Julia ha conseguido recuperase de todas estas complicaciones y actualmente, a pesar de tener dolor debido a todas las cirugías a las que ha sido sometida, es capaz de caminar y tener una mayor independencia. ¡Un ejemplo a seguir para todos!.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies