Coxartrosis de Cadera
22570
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-22570,bridge-core-1.0.4,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

COXARTROSIS DE CADERA | PRÓTESIS DE CADERA

La coxartrosis o artrosis de cadera como su nombre indica consiste en el desgaste de la articulación de la cadera como consecuencia de su uso, envejecimiento, traumatismo, fracturas, etc.

La coxartrosis o artrosis de cadera como su propio nombre indica consiste en el desgaste de la articulación de la cadera como consecuencia de su uso, envejecimiento, traumatismo, fracturas, etc.

 

Tal como ocurre en otras articulaciones, la artrosis se produce por una lesión del cartílago, hueso subcondral y tejido sinovial de manera progresiva y con un origen multifactorial que conlleva la perdía de la capacidad el cartílago articular de producir su principal función que es permitir un correcto deslizamiento entre las diferentes superficies articulares de los huesos que forman una articulación. También ocurre   una disminución de la capacidad de amortiguación que el propio cartílago tiene, lo que provoca una sobrecarga en el hueso que se encuentra adyacente (“hueso subcondral”) al cartílago.

 

Este proceso proceso va a condicionar que de manera progresiva se pierda la funcionalidad de la articulación, lo que inicialmente se va a traducir en una perdida de movilidad de esta, con aparición progresiva del temido dolor. Este dolor  aparecerá inicialmente solo con actividades “traumáticas” o más exigentes como  el ejercicio y progresivamente ira evolucionando hasta poder llegar a aparecer en reposo.

¿POR QUÉ APARECE LA ARTROSIS DE CADERA?

Las causas de artrosis en cualquier articulación son multifactoriales (múltiples causas).

 

En primer lugar, y probablemente, la causa más impórtate es el propio envejecimiento de la articulación (un símil no muy afortunado, pero útil sería el desgaste de una rueda de un coche con los años por el uso).

 

No obstante, es un error pensar que la edad, es la única causa que justifique el desarrollo de una artrosis de cadera , ya que, sobre este simple factor, se añaden otros factores personales como la propia anatomía del paciente (existencia de leves displasias o alt anatómicas), traumatismos previos, la realización de ejercicios excesivos de repetición, presencia de fracturas previas, factores hormonales, endocrinos, etc..

la artrosis se produce por una lesión progresiva de origen multifactorial que conlleva la perdía de la capacidad el cartílago articular de producir un deslizamiento entre los huesos en una articulación. Coxartrosis de cadera

¿PUEDO PREVENIR LA ARTROSIS DE CADERA?

La respuesta puede parecer simple, pero es un poco más complicada de lo que pudiera parecer.

 

En principio no se puede evitar el desarrollo de la artrosis de cadera dado que esta es una consecuencia directa del propio proceso de envejecimiento/desgaste de la articulación. No obstante, si existen una serie de medidas que pueden disminuir el riesgo de padecerla. Estas medidas son un correcto control del peso, llevar una vida activa, una correcta elección de deportes que no produzcan impacto repetitivo en la articulación, respetar los periodos de descanso en determinados deportes, evitar determinados fármacos, etc.

 

Es importante recalcar, que nivel farmacológico, existen diferentes medicamentos, formados por diferentes componentes del cartílago articular, que, si bien NO TIENEN la capacidad de regenerar el cartílago perdido, parece que pueden ser eficaces a la hora de mejorar el ambiente celular de las células cartilaginosas (condrocitos).

 

En este punto es importante resaltar, que, si uno opta por seguir alguno de estos tratamientos farmacológicos, es FUNDAMENTAL elegir aquellos productos que previamente hayan sido avalados por estudios científicos, y no elegir complementos alimenticios más avalados por el saber popular.

DIAGNÓSTICO DE LA ARTROSIS DE CADERA

El diagnóstico de la artrosis de cadera es habitualmente bastante sencillo. Suele bastar con una sencilla conversación con el paciente acompañada de una adecuada exploración clínica.

 

Posteriormente, una radiografía simple de la cadera debe ser suficiente para confirmar el diagnóstico.

Radiografía de paciente con Coxartrosis izquierda de cadera. Fíjense en la perdida del espacio articular respecto a la cadera contraria, el quiste subcondral y el choque de ambos huesos (“bone and bone”)

Coxartrosis izquierda de cadera.
Fíjense en la perdida del espacio articular respecto a la cadera contraria, el quiste subcondral y el choque de ambos huesos (“bone and bone”)

CLÍNICA DE LA COXARTROSIS DE CADERA

El síntoma principal de la coxartrosis, así como el de cualquier artrosis es el dolor. Este dolor es de características mecánicas (duele al usar la articulación, y cuando dejamos de usarla deja de doler) llegando a con el paso del tiempo a convertirse en un dolor de características inflamatorias que duele en cualquier momento, incluso en reposo, dificultando el propio reposo de los pacientes.

 

Es muy importante diferenciar el origen del dolor, porque una de las “disputas” más frecuentes en una consulta de cadera es si el dolor es de origen lumbar o de la cadera.

 

 

El dolor debido a la  artrosis de cadera se manifiesta principalmente a nivel de la ingle, en menor medida en la zona posterior de la cadera (isquion o donde no apoyamos al sentarnos) y más raramente en la zona más proximal de la cadera, a diferencia del dolor lumbar que afecta habitualmente a la zona baja de la columna (lo que habitualmente se conoce como las caderas).

 

Una presentación rara pero no infrecuente del dolor 2º coxartrosis es el dolor en la misma rodilla, que a veces puede llevar a confusión. Este dolor es denominado “dolor referido” y es el motivo por el que antes de plantear una cirugía en la rodilla es necesario explorar la cadera ipsilateral.

 

Habitualmente junto con la aparición del dolor se objetiva una perdida progresiva de la movilidad, que puede incluso aparecer antes que el propio dolor. Esta perdida de movilidad afecta de manera inicial a la rotación interna y posteriormente a la flexión los pacientes no pueden abrocharse los cordones del calzado). Esta perdida de la movilidad puede llegar incluso a que el paciente la cadera se vea obligado a rotar externamente la pierna al flexionar la rodilla. Este signo es conocido como “signo de Drehmann” y es diagnóstico de una afectación importante de la cadera.

Paciente con dolor inguinal debido a la artrosis o coxartrosis de cadera

Paciente con dolor inguinal. La localización típica del dolor de cadera es en la zona donde la paciente tiene su mano derecha. La afectación de la zona representada por su mano izquierda, suele estar en mayor relación con problemas lumbares.

TRATAMIENTO PARA LA ARTROSIS DE CADERA

Tal como ocurre en otras articulaciones el tratamiento de la artrosis de cadera esta basado en 3 pilares.

 

  • Medidas no farmacológicas para el tratamiento de la coxartrosis. No influyen en el estado de la articulación ni esta claro que influyan en la evolución de la artrosis, pero si producen un alivio sintomático importante. Entre estas medidas se encuentra la perdida de peso, la realización de actividad física sin impacto, diferentes sesiones de rehabilitación, fisioterapia, etc…

 

  • Medidas farmacológicas para el tratamiento de la artrosis de cadera.Los analgésicos, antiinflamatorios tienen cabida para el tratamiento de las fases avanzadas de la artrosis, disminuyendo el dolor y sufrimiento en los pacientes. No obstante, es importante aclarar que estos tratamientos solo tienen como finalidad el control sintomático, no actuando en ningún momento sobre la propia degeneración articular. Los condroprotectores, son sustancias que favorecen la función de los condrocitos (células condrales) existentes, habiéndose mostrado útiles para en control del dolor y existiendo “alguna” evidencia sobre su utilidad en el control de la evolución de la artrosis. No obstante, dado el importante “boom” de preparados tipo “suplementos nutricionales” para el tratamiento de la artrosis, es recomendable elegir preparados con evidencia científica respaldada y sometidos a un estricto control sanitario por las agencias pertinentes. Finalmente, si estas mediadas no son eficaces y previo a la decisión de operase, se pueden realizar un tratamiento con infiltraciones intrarticulares con acido hialurónico. El efecto de este además del propio efecto lubrificante en la articulación, posee un efecto antiinflamatorio asociado. Por último en los últimos años ha habido un importante desarrollo en el tratamiento con células madre, plasma rico en plaquetas, etc, No obstante, a día de hoy, ninguno de estos tratamientos ha demostrado evidencia suficiente para pensar que su uso pueda detener el envejecimiento del cartílago reticular y revertir la artrosis.

 

  • Tratamiento quirúrgico de la coxartrosis de cadera: el tratamiento quirúrgico es sin duda la mejor opción para aquellos pacientes con dolor de cadera 2º a artrosis, que no responden a los tratamientos anteriores y que quieran desprenderse de estos dolores, ganar movilidad articular y sobre todo calidad de vida. Existe diferentes alternativas quirúrgicas a la implantación de una prótesis de cadera (artrodesis, osteotomías acetabulares, femorales), pero actualmente se ha demostrado que los mejores resultados se obtienen tras implantarse una prótesis de cadera, lo que hace que en prácticamente el 99% de los casos esta sea la mejor opción terapéutica.

¡ Estoy a su disposición para ayudarle y resolver sus dudas !

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies