Protesis de cadera
21341
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-21341,bridge-core-1.0.4,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

PRÓTESIS DE CADERA

¿QUÉ ES UNA PRÓTESIS DE CADERA?

traumatologia prótesis de cadera doctor pablo sanz

La primera gran pregunta que se hace un paciente cuando le dicen que tiene que ponerse un prótesis de cadera, es: ¿en qué consiste una prótesis de cadera?.

 

Una prótesis de cadera consiste en la sustitución de la articulación de la cadera, que esta compuesta por la cavidad acetabular en la pelvis y la cabeza del fémur. Esta articulación es sustituida  por dos implantes (“piezas”) un acetábulo protésico ,(implantado dentro de la cavidad acetabular) y un vástago femoral (implantado dentro del canal medular del fémur).

 

Estos componentes están compuestos en la inmensa mayoría de los casos de aleaciones de diferentes metales, siendo en la actualidad lo más frecuente el  uso de una  aleación de titanio.  Una vez implantadas estas piezas, faltaría por implantar los componentes responsables  de la articulación. Estos componentes son  un “inserto” que iría dentro del cotilo (la copa se  implanta en el acetábulo pélvico) y una cabeza femoral que se implantaría en el vástago femoral. Estas piezas al ser las que articulan entre si, están sujetas al desgaste. Tratando de minimizar este desgaste,  existen diferentes materiales con diferentes ventajas e inconvenientes, no existiendo el implante ideal, si no el implante más adecuado para cada paciente.

traumatología y cirugía ortopédica Prótesis de cadera

¿CUÁNDO PONER UNA PRÓTESIS DE CADERA?

Quizá esta sea una de las principales preguntas que un paciente se hace cuando sufre dolores de cadera.

 

La artroplastia de cadera es un tratamiento excelente para resolver el dolor de cadera  secundario a los problemas degenerativos de esta, ya sean primarios (la artrosis por el envejecimiento de la articulación, o el sobre uso de esta), o secundarios a displasia de cadera (alteraciones de la anatomía de la cadera que ocurren desde el nacimiento), necrosis avasculares , secuela de traumatismos o fracturas previas, infecciones, etc.

 

No obstante es importante remarcar, que la artroplastia de cadera no es la solución a cualquier dolor de cadera, no teniendo ningún efecto en aquellos dolores referidos (aquellos que vienen de la espalda),  o secundarios a alteraciones musculares o tendinosas (tendinitis), etc.

¿QUÉ ESPERAR DE UNA PRÓTESIS DE CADERA?

La artroplastia de cadera es una cirugía con un elevadísimo porcentaje de satisfacción (se ha definido como la cirugía del milenio por su elevada tasa de éxito), y una baja tasa de complicaciones. Desafortunadamente sigue existiendo un pequeño porcentaje de pacientes que no están satisfechos con el resultado de la cirugía principalmente debido al desconocimiento de la misma y a unas expectativas irrealista (como poder esquiar si nunca antes lo habías hecho).

Dado que cada paciente es diferente al anterior, y de manera muy esquemática, un paciente sometido a una prótesis de cadera tendrá una disminución prácticamente completa del dolor inguinal que presentaba. Asociada a esta mejora del dolor, vendrá acompañada de una importante mejora en la movilidad de la articulación. Pero ojo, ya que el factor más importante para determinar  la movilidad tras una artroplastia de cadera es el rango de movilidad preoperatorio (es difícil que un paciente sin casi movilidad consiga la misma movilidad que un paciente con una movilidad completa).

 

Muchos pacientes presentan una mejora de ciertos dolores lumbares, ya que al recuperar la movilidad de la cadera, así como mejorar la fuerza y la seguridad de la pierna intervenida sobrecargan menos la columna lumbar. Es también habitual la corrección de la dismetría presente en algunos pacientes con artrosis de cadera.  Respecto a las actividades permitidas tras implantarse una prótesis, estas las veremos más adelante.

Prótesis de cadera ¿soy muy jóven para operarme? por el especialista en traumatología y cirugía ortopédica Dr. Pablo Sanz

¿SOY MUY JOVEN PARA OPERARME DE UNA PRÓTESIS DE CADERA?

A  pesar de los buenos resultados obtenidos con la cirugía de reemplazo articular  de cadera, la larga duración de estos (actualmente la duración de una prótesis de cadera puede superar los 20 años fácilmente, y que incluso en aquellos casos donde se producen complicaciones, los resultados de la cirugías de revisión protésica siguen siendo excelentes, aun seguimos escuchando a diario que a algunos pacientes se les niega este tratamiento debido a su juventud.

 

La edad ideal para ponerse una prótesis de cadera no es otra que cuando el paciente lo necesita.

 

Es indudable que un paciente joven tiene más posibilidades de “gastar” ciertos componentes de la prótesis, pero actualmente las prótesis con ambos componentes (cabeza e inserto acetabular) cerámicos presenta supervivencias superiores a 20-25 años, por lo que no tiene sentido “condenar” a un paciente a tener dolor y padecer sufrimiento, puesto que desafortunadamente, los años perdidos nunca volverán.

 

Esta es la razón por la que, actualmente se operan pacientes incluso menores de 18 años. No obstante, para obtener dichos resultados y  duración de la prótesis de cadera es fundamental la correcta elección del implante de la superficie de fricción (es lo que llamamos par de rozamiento o fricción) y sobre todo la adecuada colocación de los implantes.

 

Todo esto demuestra la importancia de la elección de un equipo quirúrgico con amplia experiencia en este tipo de patologías.

Prótesis de cadera Coxartrosis drch en paciente joven. Fíjese en adecuada calidad ósea.

Coxartrosis drch en paciente joven. Fíjese en adecuada calidad ósea.

Prótesis de cadera Prótesis Total de Cadera derecha no cementada en paciente joven

Prótesis Total de Cadera derecha no cementada en paciente joven

¿SOY MUY MAYOR PARA OPERARME DE UNA PRÓTESIS DE CADERA?

En el otro extremo esta pregunta a pesar de ser cada vez menos frecuente, nos la siguen realizando a menudo.

 

Actualmente la artroplastia de cadera, es una intervención suficientemente segura y reproducible, como para intervenir a pacientes con elevadas edades (mayores de 90 años) siempre que su salud lo permita, y así evitar la tan temida disminución de la actividad secundaria a dolor articular. Lo más importante en estos pacientes, no es la fecha del DNI, sino como se encuentran de estado general y que ganas tiene por intentar mejorar su calidad de vida.

Prótesis de cadera. Coxartrosis en paciente mayor, con osteoporosis generalizada.

Coxartrosis en paciente mayor, con osteoporosis generalizada.

Prótesis de cadera. Prótesis de cadera con vástago cementado para obtener fijación adecuada desde el primer momento.

Prótesis de cadera con vástago cementado para obtener fijación adecuada desde el primer momento.

¿CÓMO SERÁ EL PROCESO DE LA CIRUGÍA DE PRÓTESIS DE CADERA?

En mi opinión esta este punto es fundamental para que la experiencia de la cirugía de prótesis de cadera sea lo más placentera posible.

 

Existen múltiples estudios que coinciden que una parte del éxito de la intervención y más concretamente la velocidad a la que un paciente se va a recuperar va a  depender del conocimiento del paciente del propio proceso, siendo este el motivo por el que pacientes intervenidos de ambas caderas, se recuperen antes tras la segunda intervención. Para una mejor compresión del proceso dividiremos la intervención en el antes-durante-y después:

 

Antes de la intervención de cirugía de prótesis de cadera.

Una vez decidid@ a intervenirse,  se le solicitara unas pruebas médicas necesarias para que un anestesista pueda valorar su situación prequirúgica. Estas pruebas consisten en un electrocardiograma, una analítica y una radiografía  de tórax.

 

Durante la intervención de cirugía de prótesis de cadera.

El día de la cirugía ingresara en el Hospital unas horas antes de la intervención. Ya en quirófano, justo antes de pasar a este, se le realizaran unas preguntas por el anestesista y por el cirujano, para comprobar que todo esta según lo planificado. Una vez realizada esta comprobación rutinaria, pasará al quirófano donde el anestesista realizará la anestesia que haya acordado con usted previamente, siendo esta en más del 90% una anestesia raquídea (similar a la que se utiliza en embarazadas) anestesiándole solo de cintura para abajo. En caso de usted solicitarlo, se le administrara mediación para que durante la intervención pueda dormir y no se entere del proceso. El tiempo de intervención es muy variable, siendo habitualmente de 1 hora desde el comienzo de esta.

 

Después de la intervención cirugía de prótesis de cadera:

Tras la intervención será trasladado a la unidad de recuperación postquirúrgica donde estará hasta que recobre la sensibilidad en las piernas. Una ve recuperada, se trasladará a la habitación donde se le permitirá iniciar la ingesta de alimentos a las 4 horas tras la cirugía, permitiéndole sentarse desde el principio.

Entre las 12 y 24 horas tras la intervención, se le permitirá iniciar la deambulación con la ayuda de dos bastones, siendo necesario la utilización de una media de compresión para disminuir el riesgo de trombosis en la pierna intervenida. El tiempo de hospitalización medio es de unos 3 días, permitiéndole marcharse a casa caminando con dos muletas, animándolo a caminar y subir escaleras en la medida de lo posible.

 

Tras el alta intervención de cirugía de prótesis de cadera:

Habitualmente necesitara dos muletas para caminar unas 2 semanas y una sola dos semanas más, no obstante es posible retirarlas antes si se obtiene un adecuado control muscular. Durante las 6 primeras semanas es importante tener una serie de precauciones para conseguir una correcta cicatrización de los tejidos periarticulares.

Estas precauciones se resumen en no sentarse en sitios bajos, dormir con una almohada entre las piernas, y tener cuidado con determinadas posturas. A partir de las 2 semanas se autoriza realizar bicicleta estática y a las 6 semanas natación.

 

La conducción se permite dependiendo de la pierna intervenida y el tipo de vehículo entre las 2-6 semanas de la intervención.  La reincorporación laboral depende mucho del propio paciente, y de la actividad que realiza, siendo lo más habitual que esta se produzca  entre las 6-8 semanas de la intervención aunque si bien tenemos pacientes reincorporados a las 2 semanas.

Prótesis de cadera en qué consiste la cirugía de prótesis de cadera por el especialista en traumatología y cirugía ortopédica Dr. Pablo Sanz

¿CÓMO SERÁ MI VIDA CON UNA PRÓTESIS DE CADERA?

La sociedad ha ido caminando mucho con el paso de los años, y con ella las demandas de nuestros pacientes. Si bien hace unos años la pregunta de un paciente sería si podría caminar sin dolor, actualmente eso va implícito.

 

Actualmente un paciente portador de una prótesis de cadera puede realizar la misma actividad que realizaba antes, de hecho podrá realizar más actividad dado que no tendrá el dolor de cadera como principal limitante.

 

No obstante es importante remarcar que ninguna prótesis de ninguna articulación está diseñada para realizar actividades de impacto, por lo que no se aconseja correr ni realizar actividades que conlleven impacto en dicha articulación de manera enérgica (futbol, baloncesto, etc).

 

Por el contario cualquier actividad que no implique dicho traumatismo repetitivo es totalmente posible (tenis, paddle, ciclismo, natación, submarinismo, esquí, etc), siempre y cuando el paciente la realizara previamente.

¿Qué actividad podré hacer tras implantarme un prótesis de rodilla?

¿EXISTE ALGUNA COMPLICACIÓN CON LAS PRÓTESIS DE CADERA?

Cualquier proceso quirúrgico conlleva una posible complicación. Si bien es cierto que la lista de posibles complicaciones es larga, las posibilidades de éstas son muy bajas.

 

Las dos complicaciones más frecuentes son la luxación (que la cadera protésica se salga de su sitio) y la infección protésica de cadera.

 

Desafortunadamente a pesar de poner todos los medios para evitarlas, incluso en los centros con más experiencia, estas dos complicaciones siguen apareciendo en aproximadamente un 1% de los casos.

 

No obstante la mayor diferencia entre un equipo experimentado y otro, no es tanto el porcentaje de complicaciones, sino como las resuelven, evitando “generar un sufrimiento innecesario  a los pacientes. Si quieres conocer más sobre las posibles complicaciones, pincha aquí (enlace a revisión PTC).

¡ Estoy a su disposición para ayudarle y resolver sus dudas !

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies