Luxación de Prótesis de Cadera
22835
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-22835,bridge-core-1.0.4,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

LUXACIÓN DE PRÓTESIS DE CADERA

Especialista en traumatología y cirugía ortopédica Dr. Pablo Sanz. Qué es, causas y tratamiento de la luxación de prótesis de cadera

La luxación de una prótesis de cadera se produce cuando uno de los componentes de esta prótesis “se sale “de su sitio o de la articulación. En el caso de una prótesis de cadera, la luxación consiste en la salida de la cabeza femoral protésica del acetábulo, desplazándose esta.

 

Aunque el riesgo de sufrir una luxación tras ponerse una prótesis de cadera es muy bajo (en torno a un 1%), la luxación tras artroplastia de cadera es la 2-3º causa de revisión protésica.

 

Una prótesis de cadera se luxa cuando sometemos a esta prótesis a un determinado movimiento que condiciona que la cabeza femoral tenga poco “cobertura” por parte del acetábulo.

 

Habitualmente estos movimientos son una combinación de flexión mayor de 90º, aducción (“meter la pierna hacia adentro) y rotación interna en la luxación posterior (más frecuente). La hiperextensión y rotación externa son los movimientos que ponen en riesgo la cadera para sufrir una luxación anterior.

Aunque puede parecer  que dichos movimientos “extremos” no se realizan en la vida diaria, fuera del gesto de cruzar las piernas, muchos de ellos se realizan a diario, de forma instintiva como ocurre al levantarnos de un sitio bajo donde metiendo las rodillas, o al entrar y salir de un vehículo, entre otros ejemplos. Si se realizan estos movimientos, y existe un cierto grado de debilidad muscular (personas mayores, debilidad muscular, postoperatorios) o alguno de los componentes no se encuentran en una posición correcta, existirá una posibilidad de que la cadera se puede luxar.

Gráfico donde se observa una prótesis de cadera normal a la izquierda y una prótesis de cadera luxada a la derecha.

Gráfico donde se observa una prótesis de cadera normal a la izquierda y una prótesis de cadera luxada a la derecha.

CAUSAS DE LA LUXACIÓN DE CADERA. FACTORES DE RIESGO

Existen una serie de factores de riesgo que no se pueden modificar o que son difícilmente modificables como son la edad, la  obesidad, las  enfermedades neuromusculares que ocasionen debilidad de la musculatura glútea, las fracturas de cadera, múltiples cirugías, etc… Para tratar de disminuir el riesgo de luxación en estos pacientes, se puede utilizar implantes “especiales” que disminuyan este riesgo,  como son los cotilos de doble movilidad o los insertos constreñidos.

 

Por otro lado, desafortunadamente una  las causa más frecuentes de una luxación protésica es la inadecuada posición de los componentes de la prótesis (especialmente en luxaciones precoces). Esta  causa puede ir asociarse a una inadecuada cicatrización de los tejidos alrededor de la prótesis de cadera, especialmente tras un primer episodio de luxación. Para conseguir esta correcta cicatrización, es necesario tomar unas determinadas precauciones generales después de la implantación de una prótesis de cadera durante unas 6-8 semanas, como piden ser,  evitar sitios bajos, no forzar la rotación interna de la pierna, etc.

 

Es importante recalcar que, si bien la mayoría de las luxaciones de cadera ocurren en el primer año y hasta un 60% se tratan de manera conservadora, el principal factor de riesgo para sufrir una luxación, es haber sufrido una luxación previa. Es por ésto, que el mejor tratamiento es la profilaxis, seleccionando aquellos pacientes con mayor riesgo, que sin duda, el mejor tratamiento de la luxación de cadera es la profilaxis, seleccionando aquellos pacientes con mayor riesgo, y utilizando en ellos implantes “antiluxantes” como cotilos de doble movilidad o cotilos constreñidos para evitarla.

Cotilo sutilizados para tratar la luxación periprotésica. A la izquierda cotilo de doble movilidad y a la derecha cotilo constreñido tripolar

Cotilo sutilizados para tratar la luxación periprotésica.
A la izquierda cotilo de doble movilidad y a la derecha cotilo constreñido tripolar

¿Tengo culpa de que se me haya luxado mi prótesis?

 

Esta es una pregunta que los pacientes nos hacen con bastante frecuencia y la respuesta es NO. Es cierto que hay determinados pacientes que no son “buenos cumplidores” de las distintas recomendaciones postoperatorias (subirse a un árbol la semana después de la cirugía, por ejemplo). No obstante la mayoría de los pacientes que sufren una luxación de  cadera, presentan caderas  “de alto riesgo” que no van a necesitar realizar posturas o movimientos extremos para luxarse.

DIAGNÓSTICO DE LA LUXACIÓN DE PRÓTESIS DE CADERA

La luxación de prótesis de cadera no conlleva ninguna dificultad diagnóstica, ya que, tras un determinado movimiento, el paciente sufrir un dolor muy importante en la ya que, tras un determinado movimiento, el paciente sufre de manera brusca un dolor muy importante en la zona de la cadera, con una absoluta imposibilidad para mover o usar la pierna afectada. Junto con esta imposibilidad funcional, aparece  una deformidad de la pierna que suele encontrarse acortada y en rotación interna (en la luxación posterior que es la más frecuente). La simple exploración clínica junto con   una radiografía de las caderas  es suficiente para diagnosticar el 100% de los casos.

Luxación prótesis de cadera

Luxación prótesis de cadera

TRATAMIENTO DE UNA LUXACIÓN DE PRÓTESIS DE CADERA

El tratamiento de una luxación de cadera es un tratamiento urgente, teniendo que dirigirse a la mayor brevedad posible (casis siempre en ambulancia por la incapacidad funcional del paciente que la sufre) a un centro hospitalario para que tras realizar el diagnostico, se reduzca (colocar) la cadera. Normalmente este procedimiento se realiza en un quirófano baja sedación, para evitar cualquier tipo de dolor asociado a esta reducción.

 

Sí es el primer episodio de luxación, y se ha comprobado que los componentes se encuentran en una posición adecuada (por lo que suele ser necesario realizar un TAC) se puede realizar un tratamiento conservador (no quirúrgico) de la luxación.

 

Para ello se permite al paciente realizar una vida normal, esperando que los tejidos cicatricen, restringiendo al máximo los movimientos extremos, siendo necesario en ocasiones de alto riesgo (tras cirugías de revisión) el uso de diferentes ortesis, y posteriormente se realizará un programa de mejora de la propiocepción, así como de la musculatura glútea.  Con ello se consiguen evitar la parición de una nueva luxación en el 60-70% de los pacientes.

Recambio cotilo caso previo por cotilo metal ultraporoso, modificando orientación y añadiendo cabeza de doble movilidad.

Recambio cotilo caso previo por cotilo metal ultraporoso, modificando orientación y añadiendo cabeza de doble movilidad.

Cotilo constreñido en paciente con alto riesgo de luxación debido a insuficiencia musculatura abductora.

Cotilo constreñido en paciente con alto riesgo de luxación debido a insuficiencia musculatura abductora.

Por el contrario, si los componentes no se encuentran en una posición idónea, o existe algún factor de riesgo claro que justifique la luxación, es recomendable realizar un recambio protésico de aquellos componentes que no se encuentren en su posición óptima.

 

En caso de haber fracaso el tratamiento no quirúrgico o haber tenido  más de un episodio de luxación, es recomendable plantearse la intervención quirúrgica, pero es importante antes de la cirugía  identificar correctamente  la causa de la luxación, para evitar que esta vuelva a suceder tras la nueva intervención.

Tal como hemos explicado previamente, en aquellos pacientes con una luxación de prótesis de cadera sin una causa evidente, se pueden utilizar implantes específicos (doble movilidad o constreñidos) para evitar una nueva luxación.

 

En pacientes jóvenes con lesiones de partes blandas como consecuencia de lesiones de la musculatura periacetabular en cirugías previas o por displasias de cadera, se puede reconstruir dicha musculatura mediante el uso de plastias musculares que además de prevenir la luxación favorecen la recuperación de la fuerza de abducción y disminuye la cojera en estos pacientes.

Si quieres saber más sobre las distintas alternativas de tratar una luxación de cadera, Paciente joven con luxación recidivante por ausencia absoluta de mu

Paciente joven con luxación recidivante por ausencia absoluta de musculatura abductora. Recambio cotilo por cotilo de doble movilidad + Plastia glúteo medio

Si quieres saber más sobre las distintas alternativas de tratar una luxación de cadera, consulta la sección de casos clínicos, o ponte en contacto con nosotros.

prótesis de cadera y rodilla por el especialista en traumatología y cirugía ortopédica Dr. Pablo Sanz

¡ Estoy a su disposición para ayudarle y resolver sus dudas !

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies