Aflojamiento de Prótesis de Cadera
22646
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-22646,bridge-core-1.0.4,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

AFLOJAMIENTO DE PRÓTESIS DE CADERA |  REVISIÓN DE PRÓTESIS DE CADERA

revisión de prótesis de cadera por aflojamiento de prótesis

El aflojamiento de una prótesis de cadera consiste en el fracaso de la fijación de la prótesis al cuerpo, ya sea por un fallo del manto de cemento que fija las prótesis cementadas o por ausencia de un adecuado crecimiento óseo alrededor del implante en aquellas prótesis no cementadas (biológicas).

 

 

El aflojamiento protésico es la principal causa de revisión en una prótesis de cadera, especialmente a medio y largo plazo. Sus causas son múltiples, dependiendo de diferentes factores biológicos del propio paciente, el tipo de implante utilizado, y la técnica empleada en la implantación de la prótesis.

 

 

El mecanismo por el que el implante de prótesis de cadera se afloja es similar en todos los implantes primarios, ya que en la colocación de estos durante la cirugía no se obtiene una adecuada estabilidad primaria (fijación primaria)  produciéndose una cierta micromovilidad alrededor del implante, que evita el crecimiento de un adecuado tejido óseo alrededor del implante, formándose en su lugar un tejido fibroso que a la larga condicionará la aparición una movilización del propio implante ya sea macroscópica, o micromovilización (fijación fibrosa estable) que puede condicionar dolor. En implantes cementados el mecanismo de aflojamiento es diferente, ocurriendo habitualmente un aflojamiento del manto de cemento al hueso del paciente,  por una mala calidad ósea, , una mala elección del implante o por la utilización de una inadecuada técnica de cementación. Todas estas causas condicionan lo qei se denomina un aflojameinto aséptico. La presencia de una infección protésica habitualmente va a producir un aflojamiento de los componentes denominándose en este caso un aflojamiento séptico. Si estas interesado en saber más sobre la infección protésica.

SÍNTOMAS DEL AFLOJAMIENTO DE PRÓTESIS DE CADERA

El principal síntoma del aflojamiento de prótesis de cadera es el dolor. Siendo este dolor de características mecánicas , es decir solo aparece cuando “usamos la prótesis”, siendo menor el dolor incluso desapareciendo cuando el paciente esta en reposo. No obstante, en casos de aflojamiento protésicos severos este dolor mecánico puede convertirse en un dolor inflamatorio (duele continuamente por la inflamación producida por una prótesis aflojada dentro del hueso) puede aparecer incluso en reposo.

 

Es especialmente característico  que este dolor aparezca al levantarse de una silla, iniciar la deambulación, pudiendo localizarse en la ingle (aflojamiento cotilo) o en el muslo (aflojamiento vástago femoral). También es frecuente que los pacientes refieran sensación de fallos. Estos “fallos”  son producidos por un mecanismo reflejo de inhibición muscular secundaria a la aparición de dolor (el cuerpo “desconecta” algunos músculos para evitar el estimulo doloroso).

 

En ocasiones la clínica de un aflojamiento (dolor y fallos) puede recordar en parte a la observada antes de implantación de la prótesis (como si la artrosis se hubiera reproducido).

DIAGNÓSTICO DEL AFLOJAMIENTO DE PRÓTESIS DE CADERA

El diagnóstico del aflojamiento de protésico de cadera se realiza combinando una adecuada historia clínica y exploración física junto con unas simples radiografía de cadera. La  presencia de un dolor mecánico en las localizaciones antes descritas junto con la existencia de líneas de radiolucencias (líneas oscuras) alrededor del implante, suele ser suficiente para confirmar el diagnostico de aflojamiento protésico.

El principal síntoma del aflojamiento de prótesis de cadera es el dolor. Siendo este mecánico, es decir solo aparece cuando usamos la prótesis, siendo menor o asenté en reposo

Alguna veces  incluso más obvio, al existir una autentica movilización de la posición del implante. Desafortunadamente no siempre es tan evidente, existiendo situaciones, donde las radiografías pueden ser completamente normales, siendo necesario para confirma el diagnostico de aflojamiento protésico una elevada sospecha clínica junto con  la realización de otra tipo de  pruebas radiológicas como son los TAC o la RMN.

Tres caos de aflojamiento protésico. En el caso de la izquierda se observa una grosera movilización del cotilo cementado, en el caso del centro se puede objetivar claras líneas de radiolucencias periacetabular, siendo estas en el caso de la drch muy sutiles a nivel acetabular y casi inexistentes a nivel femoral a pesar de encontrarse ambos componentes aflojados.

Tres casos de aflojamiento protésico. En el caso de la izquierda se observa una grosera movilización del cotilo cementado, en el caso del centro se puede objetivar claras líneas de radiolucencias periacetabular, siendo estas en el caso de la drch muy sutiles a nivel acetabular y casi inexistentes a nivel femoral a pesar de encontrarse ambos componentes aflojados.

TRATAMIENTO DEL AFLOJAMIENTO DE PRÓTESIS DE CADERA

Una vez confirmado que la prótesis de cadera se ha aflojado, es MANDATORIO descartar que el origen de este aflojamiento sea una infección (aflojamiento séptico) dado que su manejo va a diferir completamente del tratamiento de un aflojamiento aséptico, siendo una de las principales causas de fracaso en las revisiones por aflojamiento el no haber descartado previamente una infección protésica. Esta infección sin duda volverá a aflojar el nuevo implante.

 

Tras confirmar el diagnostico de aflojamiento aséptico (previamente descartando la existencia de una infección) la única opción validad para resolver el problema es someterse a una nueva intervención quirúrgica para sustituir el componente aflojado por otro adecuadamente fijado. Durante la intervención se puede dejar in situ el otro componente protésico (cotilo o vástago femoral) si no se encuentra aflojado, siempre y cuando este se encuentre implantado en una correcta posición.

 

Para evitar la aparición de un nuevo aflojamiento protésico es muy importante realizar una adecuada selección del nuevo implante. Dependiendo del caso, en ocasiones es  posible en algunas situaciones simplemente usar implantes primarios de mayor tamaño (grosor) que rellenen mejor la anatomía ósea. No obstante, lo más habitual es tener que utilizar implantes diferentes, denominados de revisión, dado que estos poseen una  mayor longitud, superficie porosa (donde se fija el hueso) o incluso realizados con metales ultrapososos (tantalio, titanio trabecular) que faciliten el crecimiento óseo.

radiografías de casos de reales de revisión de prótesis de cadera por aflojamiento del especialista en traumatología y cadera Dr. Pablo Sanz

Imágenes de los casos anteriores tras reconstrucción. En todos ellos se utilizo cotilo de metal ultraposos con diferentes aumentos. En el caso de la derecha se recambio el vástago por un implante primario recubierto de hidroxiapatita y en el del centro que necesario usar un vástago de revisión (más largo) para asegura una correcta fijación.

¿Cómo son los resultados? ¿Ya me he operado varias muchas veces? ¿Quedaré bien?

Estas entre otra son preguntas, son preguntas muy frecuentes entre los pacientes que han sufrido un  aflojamiento de una prótesis de cadera.

 

La respuesta a la primera pregunta es muy favorable. En manos experimentadas, la tasa de éxito (que no se vuelva a aflojar) es superior al 90-95% de los casos. No obstante, esta dependerá del tipo de aflojamiento protésico, de la calidad /cantidad del hueso remanente donde fijar la nueva prótesis, así como del implante seleccionado. A pesar de la existencia de estas variables, incluso en las peores situaciones clínicas, las posibilidades de realizar una reconstrucción satisfactoria siguen siendo muy elevadas.

 

En relación a la segunda pregunta no existe un numero máximo de cirugías, pudiendo realizarse reconstrucciones casi, en cualquier caso. No obstante, es importante recalcar que cuanto mas grande es el defecto, las posibilidades de éxito también disminuyen, aunque tal como hemos recalcado anteriormente, incluso en los casos más complicados existen diferentes alternativas de reconstrucción de prótesis de cadera con tasas de éxito elevadas.

Paciente con aflojamiento severo ambos acetábulos con discontinuidad pélvica drch tras varias intervenciones. Reconstrucción con cotilo y aumentos de metal ultraposos con suplementado con caja (montaje cup-cage) para fijación inicial.

Paciente con aflojamiento severo ambos acetábulos con discontinuidad pélvica drch tras varias intervenciones. Reconstrucción con cotilo y aumentos de metal ultraposos con suplementado con caja (montaje cup-cage) para fijación inicial.

  • Finalmente es la pregunta que más atemoriza a cada paciente, y que es necesaria responder antes de la propia intervención. La respuesta es sin duda si, siendo el riesgo de un nuevo aflojamiento bajo.  No obstante, el resultado funcional va a depender entre otras muchas variables del estado de la articulación y especialmente de la musculatura periarticular, estructuras que tras muchas cirugías pueden encontrase dañada.Si estas interesado en saber mas sobre reconstrucciones complejas, nuestra sección especial estará diponible en breve.

¡ Estoy a su disposición para ayudarle y resolver sus dudas !

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies