Gonartrosis. Prótesis de Rodilla
21800
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-21800,bridge-core-1.0.4,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

GONARTROSIS. ARTROSIS PRIMARIA DE RODILLA | PRÓTESIS DE RODILLA

prótesis de rodilla gonartrosis u artrosis primaria por el especialista en prótesis de rodilla Dr. Pablo Sanz

La gonartrosis o artrosis de la rodilla es el desgaste de la propia articulación, como consecuencia del envejecimiento, del uso, etc. Este desgaste  se produce de manera progresiva porque el cartílago de la articulación pierde su función de deslizamiento y amortiguación produciendo una sobrecarga del hueso subcondral(el que esta justo alado del cartílago) que es el responsable de la aparición del dolor.

En las fases mas avanzadas de la artrosis cuando prácticamente  no existe ya cartílago, es el propio hueso  del fémur el que articula con el hueso de la tibia, esto se denomina en países anglosajones “bone on bone” (hueso sobre hueso), y conlleva la presencia de mucho dolor y de  una importante perdida de movilidad.

¿POR QUÉ APARECE LA ARTROSIS DE RODILLA?

Tal como hemos comentado previamente, la artrosis de rodilla es inherente al propio proceso de envejecimiento de la articulación, aunque existen determinados factores personales como son el peso, la alineación de la pierna, el grado de actividad física que influyen en su aparición.

Además existe una serie de condicionantes “externos “que pueden acelerar este proceso de desgaste de la articulación de la rodilla, como pueden ser  las lesiones ligamentosas severas , fracturas previas, cirugías en la propia rodilla, infecciones, enfermedades inflamatorias sistémicas, etc..

Especialista en Prótesis de Rodilla Artrosis de rodilla o gonartrosis

PREVENCIÓN DE LA GONARTROSIS

Desafortunadamente a actualmente no es posible prevenir la aparición de artrosis. No se puede prevenir la Gonartrosis.

 

Dado que es una consecuencia del propio proceso de envejecimiento, no se puede prevenir. No obstante, existen diferentes conductas que si tienen influencia en su desarrollo, pudiendo retrasarla en menor o mayor medida.

 

Entre estas medidas, destacan el control del peso, la modificación de las actividades cambiando actividades deportivas de impacto por otras que no lo lleven, las corrección precoz de las deformidades articulares antes de la aparición de un desgaste articular irreversible, la corrección de inestabilidades secundarias a lesiones ligamentosas, etc.

 

A nivel farmacológico, existen diferentes medicamentos que están compuestos por diferentes componentes del cartílago articular, que si bien NO TIENEN la capacidad de regenerar el cartílago perdido,han demostrado  ser eficaces a la hora de mejorar el ambiente de las células cartilaginosas (condrocitos).

 

En este punto es importante resaltar, que si uno opta por recibir alguno de estos tratamiento farmacológicos, es FUNDAMENTAL elegir aquellos productos que se encuentren avalados por estudios científicos, y no complementos alimenticios solo defendidos por el saber popular.

DIAGNÓSTICO DE LA GONARTROSIS

El diagnóstico de la gonartrosis,  es en la mayoría de los casos  muy sencillo, bastando para ello una simple exploración física y posterior radiografía para su confirmación.

No obstante, existen algunas situación donde es necesario una elevada sospecha clínica ya que en las proyecciones radiográficas habituales no se observa ningún grado de desgaste, necesitando proyecciones especiales para su diagnóstico.

Diagnóstico de la artrosis de rodilla o gonartrosis por radiografía por el especialista en prótesis de rodilla Dr. Pablo Sanz

Gonartrosis bilateral donde se puede observar los signos clásicos de esta como son el pinzamiento articular, osteofitos, esclerosis subcondral y geodas.

SE ME ESTÁ DEFORMANDO LA RODILLA. SÍNTOMAS DE LA GONARTROSIS

Es muy frecuente que junto con el desarrollo progresivo de la artrosis de rodilla, se experimente una deformación también progresiva de la propia rodilla. Esto es debido, en primer lugar a que el propio hueso se defiende de la agresión (inflamación) creando nuevo hueso en localizaciones poco habituales.

 

Esto es lo que en la clínica se denomina osteofito, y es lo que habitualmente algunos pacientes conocen  como “picos de loro”. Además de la propia deformación por estos osteofitos, es habitual que,   la artrosis no afecte de manera simétrica a las diferentes zonas de la rodilla, siendo lo más habitual que afecte principalmente  a la zona interna de la rodilla, lo que produce que las rodillas se vayan separando y los pies juntando formando nuestras piernas una “0”. Ésto es lo que se denomina rodillas en  varo.

 

Es menos frecuente, que la artrosis afecte en mayor grado a la zona externa de la rodilla, juntándose las rodillas y separándose los pies, formando nuestras piernas una “X”. En este caso hablamos de unas rodillas en  valgo.

Radiografía de paciente mujer con Artrosis de rodilla o gonartrosis Especialista en prótesis de Rodilla

Paciente intervenida de recambio protésico en su cadera derecha debido a una infección protésica. Fíjese en deformidad en valgo rodilla derecha y en varo en la izquierda (la línea de puntos marca el eje correcto de cada miembro).

Especialista en prótesis de Rodilla Dr. Pablo Sanz Radiografía de paciente mujer con Artrosis de rodilla o gonartrosis

Misma paciente tras intervenirse ambas rodillas. Debido a la severa inestabilidad y osteoporosis que presentaba, fue necesario usar implantes de revisión para asegurar una adecuada fijación y estabilidad de las rodillas

CLÍNICA DE LA ARTROSIS DE RODILLA (GONARTROSIS)

La sintomatología principal de la gonartrosis como el de la mayoría de las artrosis es el dolor. Este dolor inicialmente es lo que denominamos dolor mecánico, refiriéndose a que la rodilla duele solo cuando la usamos (caminamos, subimos escaleras, bajamos, etc.), doliendo más cuanto más la usemos, pero mejora o incluso desaparece en reposo. En fases más avanzadas es tal la destrucción de la articulación que se produce una inflamación crónica de la propia articulación, llegando a producir dolor incluso en reposo o en la cama.

 

Aparejado al dolor y a la destrucción de la articulación aparece una perdida progresiva de la movilidad de la rodilla como consecuencia del  propio dolor y de la deformación de la articulación. Es frecuente una deformación progresiva de la rodilla, tal como se ha comentado antes y algunos pacientes pueden llegar a presentar fallos en la rodilla, aunque estos ocurren más por un reflejo al propio dolor que por una inestabilidad de la rodilla.

 

En este punto creo importante remarcar, que, aunque el dolor de la artrosis suele aparecer de manera progresiva, no es infrecuente que en determinados pacientes con un cierto grado de dolor basal, experimenten tras un traumatismo mínimo, torcedura o mal gesto un aumento brusco de la intensidad del dolor. Esto es debido a una inflamación aguda por un más deslizamiento de la articulación en el contexto de una inflamación crónica.

TRATAMIENTO DE LA GONARTROSIS

Existen múltiples estrategias terapéuticas para el tratamiento de la gonartrosis, no obstante, es muy importante entender que la mayoría de las opciones terapéuticas buscan paliar exclusivamente la sintomatología, siendo la única opción “curativa o definitiva” la sustitución de la articulación por una prótesis de rodilla.

 

Respecto al tratamiento médico, en primer lugar, es recomendable modificar los hábitos de vida, tal como modificar el tipo de ejercicio si se practica ejercicio de impacto, o empezar a realizar ejercicio sin impacto si no se practicaba antes. Una de las medidas que se ha mostrado más eficaz es la perdida de peso en personas con sobrepeso, no obstante es importante no engañarse. En mi experiencia “es muy difícil que una persona que ha vivido gran parte de su vida con un sobrepeso importante que lo pierda, aunque sea para que no le duelan las rodillas.” A nivel farmacológico los analgésicos o antiinflamatorios solo sirven para el control del dolor en fases iniciales, no teniendo ningún efecto en el resto de  síntomas. Otra opciones son los denominados “condroprotectores” que han demostrado ser útiles para mejorar el dolor y retrasar en diferente medida la evolución de la enfermedad.

 

Un capitulo aparte merece las denominadas infiltraciones. Infiltrar no es  más que simplemente “pinchar” dentro del cuerpo, por lo que la “mala prensa” que tienen no esta justificada hasta que se sepa que es lo que se infiltra. Para el tratamiento de la gonartrosis se pueden infiltrar principalmente 3 “sustancias” diferentes. En primer lugar se pueden infiltrar corticoides, que son muy eficaces en el control de la inflamación, pero no tienen ningún efecto sobre la propia artrosis por lo que su efecto suele ser corto. En segundo lugar se puede infiltrar derivados del acido hialuronico. Estos presentan un efecto antiinflamatorio similar al de los corticoides y además tienen un efecto mecánico, mejorando la lubrificación de la articulación, por lo que su efecto suele ser más duradero. Por último se puede infiltrar diferentes preparados de origen “biológico” (plasma rico en plaquetas, plasma enriquecido, células madre, etc) existiendo una gran heterogeneidad en los resultado obtenidos entre ellos. Su efecto es principalmente antiinflamatorio (como los corticoides) pero dado que actúan a diferentes niveles este efecto suele ser más potente y duradero. No obstante, en la actualidad NO EXISTE NINGUNA EVIDENCIA que las infiltraciones con células madre o plasma rico en plaquetas regeneren el cartílago articular o reviertan la artrosis.

 

Sin duda el tratamiento de elección en la gonartrosis ya establecida es el tratamiento quirúrgico. En las fases iniciales con articulaciones sintomáticas, pero poco afectadas radiológicamente, si existe una deformidad del miembro (rodillas en valgo o varo9 se pueden realizar osteotomías para realinear el miembro y evitar o frenar la progresión de la deformidad y de la artrosis. No obstante cuando la gonartrosis está establecida, el único tratamiento quirúrgico eficaz es la artroplastia de rodilla que puede ser unicompartimental o total.

Prótesis de rodilla gonartrosis o artrosis de rodilla

¡ Estoy a su disposición para ayudarle y resolver sus dudas !

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies